Saltar al contenido

TaxiTramites

Poder Notarial

Para realizar algún trámite ante la autoridad, se debe presentar el interesado, esto es, el titular de la concesión, y en caso de acudir alguna otra persona, será necesario que acredite estar autorizado para realizar trámites en nombre de aquel (a esto se le llama “poder”, aunque su nombre legal es “mandato”). Existen dos tipos: Poder simple y poder notarial.
El PODER NOTARIAL consiste en un documento que indica que una persona le da facultad a otra para hacer trámites a su nombre, lo cual está celebrado o ratificado ante notario público. (Ratificación significa que el notario dará fe de que las firmas son auténticas y que las partes conocen el contenido del documento).
NOTA: Para trámites de transporte público, la DGTE no acepta poderes notariales de más de 2 años de antigüedad. Si su documento ya no excedió este término, debe acudir a la notaría que le expidió dicho poder (o donde lo ratificó) y solicitar una constancia de que no ha sido revocado.

¿Necesitas ayuda con este trámite? ¡Escríbenos! Solo da clic aquí.

TIENE DOS OPCIONES: 1. Elaborar Poder General En línea y Ratificar ante Notario ($1700 a 2000 aprox.)

Elabore en línea su PODER GENERAL ($200), imprimalo y acuda a ratificar firmas ante notario público ($1500 aprox).

2. Elaborar Poder Directamente ante Notario ($2000 a $2500 aprox.)

Acudir a la notaría pública de su preferencia, solicite requisitos, fecha de elaboración y fecha de firma.

SI DESEA REALIZAR EN LÍNEA SU PODER GENERAL (con nosotros), solo necesitará:

1.- Nombre completos del apoderado y poderdante.
2.- Datos de la concesión (Folio, localidad, municipio)
3.- Elabore su poder general en linea dando clic aquí.

Una vez elaborado e impreso, debe acudir a la notaría pública de su preferencia a ratificación de firmas. Aunque varían, los requisitos pueden ser: Credenciales de elector, CURPs, comprobantes de domicilio.

¿Necesitas ayuda con este trámite? ¡Escríbenos! Solo da clic aquí.

Un documento “PODER” (también conocido como “Mandato”), celebrado ante notario o con ratificación notarial.